Clamor al viento, parte I

Acabas de colgar una llamada con alguien con quien no hablabas en un rato. Y lo primero que te pregunta es «¿Cuánto tiempo tienes en España?», al responderle «desde enero», la respuesta de sorpresa «¡¡Casi un año!!». Inmediatamente después, lees un artículo que habla de los inmigrantes venezolanos y te encuentras con una de esas frases lapidarias: «Ellos [los nacionales] son afortunados de no sentirse culpables cada vez que van al supermercado». Y, sí… Es normal que los ánimos se te van al suelo sin darte cuenta.

En esa barrena que es tu cabeza en este momento, te detienes a pensar un poco y dices «Bueno… Es lo que hay, ¿No? Decidiste irte del país porque quieres buscar mejores oportunidades. Entonces, ¿Por qué el ratón moral? ¿Porque tu gente se quedó allá? ¡¿Qué más quisiera que meterlos a todos en un container y traérmelos?! Aunque probablemente eso me traería problemas y un ratico en la cárcel por tráfico de personas»

Quizas es un cliché balurdo -en realidad, es un cliché balurdo- eso de «lejos pero no ausente». Pero la triste realidad es que no terminas de desligarte de Venezuela. Aún si estás ocupándote de tus cosas, te escuchan el acento (en mi caso, al estar en un país de habla hispana, no hay demasiada escapatoria) y al responderle «De Venezuela», siempre te dan una mirada de pena y te dicen alguna variante de «La vaina está jodida allá, ¿No?». Si a eso le sumas que te llaman todos los fines de semana y te ponen a hablar hasta con el perro (literal… mi sobrino me dice «te paso a Arguitos», y le pone el teléfono en la oreja al perro). Y lo único que escuchas es variantes de «la vaina está jodida acá, chamo». Entonces, y muy a tu pesar, no te puedes desligar del todo.

Al final de todo el caos y lo trepidante de los primeros meses en otro país, empiezas a crear tu espacio, te empiezas a acomodar en él y te creas tu nueva zona de comfort. Pero esos meses que transcurren en ese proceso son eternos. Y no todo el mundo tiene estómago para esas cosas. Conozco casos de personas que siguen aferradas a eso que dejaron, al «soy desierto, selva, nieve y volcán». Y te das cuenta que el venezolano no estaba acostumbrado a emigrar. Si a eso le sumas el chauvinismo ridículo y el «Es que somos el mejor país del mundo», entonces tienes ese cóctel que te hace pensar que quizas merezcamos el estar en la situación en la que estamos.

En fin, esa mezcla de sentimientos, de pensar «Cosechas lo que siembras» e inmediatamente después «Pero, ¿de pana alguien se merece pasarla tan mal?», eso de que se te ponga el corazón en un puño cuando tu tía de 90 años te pregunta «¿Y vienes en navidad?», porque quizas esta sea su última nochevieja (aunque la señora Ruperta es más dura que el odio, así que espero me llegue a los 100 así de vivaracha y lúcida)… Todas esas vainas del migrante.

Usando SSH para actualizar WordPress

En estos días me ha tocado atender un nuevo cliente, la gente de 4lochas.com, un portal de música y variedades que tiene rato hosteado con nosotros, pero que cambió recientemente de administración. Luego de una buena cantidad de setbacks (menores y mayores), pusimos a andar el sitio. Y, si bien es cierto que hay un par de caídas de vez en cuando, el sitio está operativo la mayor parte del tiempo. Esas cosas se van a ir corrigiendo a medida que se van afinando los detalles.

Entre las cosas que me solicitaba, estaban las de actualizar plugins y temas y esas cosas. Obviamente, lo primero que se hace con un cliente nuevo es darle sus credenciales de usuario. Pero, en el caso de mis servidores, hay una configuración estándar de ssh, en la que PasswordAuthentication está desactivado, y sólo puedes loguearte si tu llave pública está añadida en el authorized_keys correspondiente. Por lo que el cliente debe generar llaves ssh para poder añadirlas a su archivos de llaves autorizadas. Desafortunadamente, putty no es particularmente sencillo en su uso de llaves. Al menos, no para mí que sólo lo he usado un par de ocasiones, y nunca desde mis equipos.

En fin, revisando por el internés alguna forma de automatizar el proceso de autenticación vía llaves ssh en wordpress, conseguí este artículo en el que explican paso a paso lo que debe hacerse. La cosa es que está hecho para distribuciones basadas en RedHat.

No voy a ahondar mucho en cómo se instala ssh, cómo creas llaves públicas, cómo accedes a ellas y cómo las llevas al servidor. De esos hay muchísimos artículos por toda la internet que está a un googleo de distancia. Lo que sí voy a decirles es qué necesitan desde ese punto en adelante para tener el wordpress andando en [una distro basada en] debian.

Lo primero, instalar libssh2-php

apt-get install libssh2-php

Luego, añadir esto en su wp-config.php. Les sugiero que las añadan luego de los salt strings.


define('FTP_PUBKEY','/home/tu_usuario/.ssh/id_rsa.pub');
define('FTP_PRIKEY','/home/tu_usuario/.ssh/id_rsa');
define('FTP_USER','tu_usuario');
define('FTP_PASS','hackme');
define('FTP_HOST','127.0.0.1:22');

Donde:
FTP_PUBKEY: Es la llave pública. Usualmente se aloja en ~/.ssh
FTP_PRIVKEY: Es la llave privada. Usualmente se aloja en ~/.ssh
FTP_USER: Obviamente, tu usuario
FTP_PASS: El password.
FTP_HOST: En este caso, 127.0.0.1, porque se supone que estás descargando local en tu servidor. Puedes usar un TLD o incluso un subdominio.

Ya con eso no deberías requerir configurar nada más para actualizar o instalar cualquier cosa en WordPress. De hecho, lo probé actualizando a WP4, añadiendo un nuevo tema e instalando plugins y actualizaciones requeridas sin ningún inconveniente.

Antena amplificadora de wifi casera para ayudar al reporterismo ciudadano

Una queja recurrente de los amigos que han estado haciendo reporterismo ciudadano de las jornadas de protesta alrededor del país es que la señal de datos en dichas concentraciones suele ser bastante mala e incluso inexistente.

Se ha pedido insistentemente que los vecinos de las áreas aledañas a las zonas de concentración liberen las señales wifi de sus casas u oficinas a modo de aporte a la protesta. Para nadie es un secreto que los ISPs de Venezuela están bloqueando contenidos al mejor estilo chino[1], que los medios de comunicación social están [auto]censurados, cuando de plano no tienen material para salir a la calle[2], y la represión policial en algunos sitios es brutal[3]. Entonces, se hace necesario el uso de las herramientas sociales en la red, el reporterismo ciudadano y el cyberactivismo[4] para poder difundir el mensaje que se quiere transmitir, sea éste el que fuere.

Si no sabes liberar tu wifi (i.e.: quitarle la contraseña), pídele a un vecino o a tu «pringao»[5] de confianza que lo haga por ti.

En esa tónica, y como parte de ese aporte a la libertad de información, expresión, y, sobre todo, de conocimiento, procedo a dejar este pequeño how-to para hacer una antena casera para amplificar la señal de tu wifi para poder ayudar a quienes documentan las marchas, protestas, concentraciones, etc.

Parte I, el mise en place:
Vas a necesitar
-Latas de aluminio.
-Un cuchillo, navaja, exacto, machete, hacha… Cualquier cosa que corte y pueda hacer un agujero en la lata.
-Tijeras.
-Una regla.
-Un marcador.
-Cinta adhesiva.

Vacía la lata (DUH!!!) y lávala. Ten a mano un trapo para secar.

Parte II, la preparación:
-Quítale la pestaña a la lata
-Haz una línea que atraviese diametralmente la lata por la parte de arriba, de preferencia longitudinalmente al gancho que queda al retirar la pestaña.

-Usa de guía esa línea, para hacer otra que atraviese el alto de la lata

-Guíate de nuevo con la regla para ubicarte exactamente a 180º de la línea trazada, haz una marca y mide 1cm de ambos lados, así:

-Con el instrumento para cortar, haz agujeros a ambos lados de la línea trazada a lo alto de la lata, en el extremo de la misma. Ver imagen.

-Procede a cortarla, en el extremo opuesto a donde se abre, córtala completamente. Del otro lado, hasta las marcas hechas a 1cm de la marca del opuesto al inicio del corte. Debería quedar así:

-Abre las pestañas que acabas de hacer y estíralas para que haga la forma más parecida a una parábola. Debería quedar más o menos así:

-Pon un poco de cinta en la parte de abajo del extremo que no cortaste completamente, así:

-Por último, coloca la «parabólica» introduciendo la antena de tu enrutador por el agujero de la lata y asegúrala presionando la cinta doble faz.

A modo de comentario: Este tipo de antenas, en mi experiencia, pueden duplicar -y a veces hasta triplicar- la intensidad de la señal. Al final, no sólo será un aporte a aquellos que quieren documentar las protestas, sino que redundará en su beneficio, al disponer de una mejor señal wifi en su casa u oficina. Y sin hacer inversiones en amplificadores de marca que hacen el mismo trabajo.

[1]: http://ghostbar.co/2014/02/15/si-nos-bloquearon/
[2]: http://elimpulso.com/articulo/el-impulso-seguimos-en-la-lucha-para-solucionar-la-situacion-del-papel-comunicado#.UwN3WXl5vVM
[3]: http://www.youtube.com/watch?v=pHZJOYHVc8U
[4]: http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberactivismo
[5]: http://www.frikipedia.es/friki/Pringao (El tono cómico del post)

If she’s God, I’m the Flying Spaghetti Monster

hatredmachine:/home/manuel# login
hatredmachine nombre: fsm
Contraseña:
Linux hatredmachine 2.6.23 #1 SMP Sat Nov 10 20:53:18 VET 2007 x86_64

The programs included with the Debian GNU/Linux system are free software;
the exact distribution terms for each program are described in the
individual files in /usr/share/doc/*/copyright.

Debian GNU/Linux comes with ABSOLUTELY NO WARRANTY, to the extent
permitted by applicable law.
Sin directorio, entrando con HOME=/
1 fallo desde la última entrada.
La última fue vie 29 feb 2008 17:12:53 VET en pts/2.
fsm@hatredmachine:/$ cat /proc/version
Linux version 2.6.23 (root@hatredmachine) (gcc version 4.2.3 20071014 (prerelease) (Debian 4.2.2-3)) #1 SMP Sat Nov 10 20:53:18 VET 2007
fsm@hatredmachine:/$ cat /proc/cpuinfo
processor : 0
vendor_id : AuthenticAMD
cpu family : 15
model : 4
model name : AMD Athlon(tm) 64 Processor 2800+
stepping : 10
cpu MHz : 1799.519
cache size : 512 KB
fpu : yes
fpu_exception : yes
cpuid level : 1
wp : yes
flags : fpu vme de pse tsc msr pae mce cx8 apic sep mtrr pge mca cmov pat pse36 clflush mmx fxsr sse sse2 syscall nx mmxext lm 3dnowext 3dnow up rep_good
bogomips : 3600.88
TLB size : 1024 4K pages
clflush size : 64
cache_alignment : 64
address sizes : 40 bits physical, 48 bits virtual
power management: ts fid vid ttp

fsm@hatredmachine:/$

Skype a lo macho…

Sí… sé que Skype es privativo y toda la paja loca. Pero, por insistencia de Johanna terminé instalándolo. Pensé que iba a ser una tortura peor que la de la impresora, pero terminó siendo un paseo. Les explico…

Bajé Skype de la página oficial. No sé si el mirror que tienen siempre está crowded o si lo tienen con poco bw a propósito, pero tardó la eternidad de la vida bajando el debian package (Que, valga la acotación, sólo está en arquitectura i386). Luego, y teniendo en cuenta la salvedad anterior, tengo que instalarlo a lo macho (Y de allí el título de este post)

hatredmachine:/home/manuel# dpkg --force-architecture -i skype-debian_1.4.0.118-1_i386.deb
dpkg - aviso, no se tendrá en cuenta el problema por estar activa
una opción --force:
la arquitectura del paquete (i386) no corresponde con la del sistema (amd64)
Seleccionando el paquete skype previamente no seleccionado.
(Leyendo la base de datos ...
169626 ficheros y directorios instalados actualmente.)
Desempaquetando skype (de skype-debian_1.4.0.118-1_i386.deb) ...
Configurando skype (1.4.0.118-1) ...

Pero, sabiendo que me iba a causar problemas haber instalado con –force-architecture, me pongo a googlear para leer las experiencias de los demás usuarios. Leyendo el post de Joteiro me dí cuenta que el tweak es medio fumado, pero efectivo: Sólo hay que hacer el siguiente tweak:

hatredmachine:/home/manuel# find /usr/lib* | grep libXss.so*
/usr/lib/libXss.so.1
/usr/lib/libXss.so.1.0.0
hatredmachine:/home/manuel# cp /usr/lib/libXss.so.1* /usr/lib32/

Et voilà! Skype funcionando…