Top 100 de canciones ochenteras venezolanas

Estaba viendo «Las 100 mejores canciones en español de los 80s» en vh1 y hablando con Elianni de las cosas que allí aparecían, y se me ocurrió decirle que hiciéramos entre la comunidad bloggera un top 100 de canciones ochenteras venezolanas. Pero, como para eso se necesita un gran research, vamos a pedirle ayuda a ustedes, queridos amigos que nos leen. Si les place, les agradecería que comentaran su top de canciones ochenteras venezolanas. Yo coloco el mío sin ningún orden en particular.

Sabú – Quizas si, quizas no
Rudy LaScala – Mi vida eres tú
Diveana – Noches de media luna
Wilfrido Vargas – El Jardinero
Las Chicas del Can – Fuego
karina – A quien
Yordano – perla negra
kiara – descarado
Franco de vita – un buen perdedor
ricardo montaner – tan enamorado de ti
los melodicos – diavolo
porfi gimenez – culucucu
pecos kanvas – Mar y luna

¿Por qué usar Windows en las empresas?

Esto lo saqué de Menéame… Las razones por las que debe usarse Windows en los entornos empresariales.

# En las reuniones matinales entorno a la máquina de café se habla de los últimos virus sufridos por todo el mundo, menos usted, y se siente por ello marginado.

# La ausencia de estrés y de cabreos enfurecedores delante de su ordenador le está convirtiendo en una blanda, plácida y sebosa bola de grasa, mientras que sus compañeros se mantienen tensos y alerta todo el día, estallando en un torbellino irascible a la menor ocasión. Usted envidia su combatividad.

# Al no tener que recordar números de serie, claves, keywords , códigos de registro y períodos de evaluación, su memoria se está deteriorando preocupantemente. Sus compañeros, en cambio, recuerdan cientos de útiles y vitales códigos de registro, los cuales intercambian placenteramente, sin que usted pueda participar de su gozo.

# La falta de impactantes pantallazos azules está atrofiando el pigmento azul de su retina, por lo que su oculista le ha recomendado que mire fijamente durante varias horas al día al logotipo de IBM. Sus compañeros, en cambio, han hiperdesarrollado su pigmento azul y pueden, de hecho, ver en la oscuridad.

# En caso de una invasión de seres extraterrestres ultraviolentos (como sucede a menudo) , no podrá, tal como ocurre en ‘Independence Day’, instalar Outlook en la nave principal de los invasores y de este modo destruir su civilización.

# Al ser usted usuario de Linux no tiene ninguna excusa para reiniciar su ordenador docenas de veces al día, y observa con envidia como sus compañeros conversan amigablemente en los pasillos durante sus placenteros reinicios, mientras usted se ve obligado -injustamente- a ser productivo todo el tiempo.

# El dinero que los demás emplean tan provechosamente en licencias, soportes, períodos de renovación y derechos de utilización, usted lo malgasta en ir al cine, en cenas, y en alcohol, lo cual está deteriorando su salud enormemente.

# Al no ser usted usuario de Windows, ningún amigo le llama para que emplee toda una tarde del fin de semana en reinstalar su ordenador, de modo que se aburre mortalmente mientras sus compañeros disfrutan agradablemente de sus relaciones sociales.

# Se ve obligado a leer todos los correos que le envía su jefe, sin tener acceso al derecho universal de uso de la utilísima frase ‘El Outlook no me deja abrirlo’, que sus compañeros tanto disfrutan.

# El botón de reset de su ordenador está acumulando alarmantes cantidades de suciedad

Cosas y casos de un pueblito

No soy proclive a andar turisteando en Barquisimeto. De hecho, y como dije en un post anterior, me considero más un habitante del pueblo que un guaro. Pero, dentro de lo impredecible y sorpresivo de este lugar, he llegado a conseguir situaciones, personajes y lugares que me han impactado (Y no siempre positivamente). Ejemplo de ello es lo que paso a relatar a continuación.

Luego de prepararme psicológicamente para un viaje de una hora en autobús, salgo rumbo al sector Oeste de la «Ciudad», específicamente al Liceo Bolivariano «José María Domínguez», donde cursé estudios de educación media. Luego de calarme el viajecito, llego al lugar para buscar un documento que había solicitado, llevándome la sorpresa nada agradable de no recibirlo por un tecnicismo: No tienen unos registros de un año escolar anterior que no cursé en dicho instituto. La parte fastidiosa del asunto es que dicho colegio donde cursé séptimo grado dejó de existir hace más de cinco años. Entonces, ¿qué se supone que debo hacer? ¡¡Exacto!! Dirigirme a la Zona Educativa del Estado Lara, ubicada en el centro del pueblo… Otro viaje de aproximadamente una hora me deja allí, y procedo a hacer mi respectivo lobby, como todo en este país: Cola para comprar leche, cola para que te aprueben tus dólares, cola para votar… ¿Por qué habría de ser diferente esta vez?

Una vez allí, en un sitio con sillas y aire acondicionado (Afortunadamente), sale una señora, a la cual me acerco para preguntar acerca de mi situación, recibiendo la respuesta que me esperaba: Hacer otra cola. El detalle es que tendría que hacerla en la tarde, lo que se me imposibilita por cuestiones de trabajo. Entonces, tendré que hacerla mañana en la mañana previa búsqueda de recaudos respectivos.

Para hacer más corta la historia, diré que luego de llevarme ese disgusto por demás esperado, me acerqué a la casa que habitó el antiguo presidente del Estado, Señor Eustoquio Gómez, hijo del Benemérito General Juan Vicente Gómez, presidente de Venezuela desde 1908 hasta 1935, que ahora sirve de sede a la Corporación de Turismo de Barquisimeto (CORTUBAR). Vaya si es grande mi sorpresa cuando veo el lugar totalmente reformado, con una arquitectura y un diseño que podría calificar de excelentes, con instalaciones cómodas, acogedoras y en general muy bien hechas. Pido un café cuando un individuo se me acerca y me pregunta

_¿Eres Turista?
_No -respondo-
_¿Quieres que te haga una caricatura? No vale nada. Sólo lo que tú quieras pagarme.

El señor procede a dibujarme, y el boceto en carboncillo queda más o menos así:


Luego de darle algo de dinero, me tomo mi café y me voy del sitio pensando «Joder… Este pueblo sí tiene vainas raras»

¿Por qué uso GNU/Linux?

Estando en #unplug, surgió una pregunta de las que siempre surgen cuando la facción chavista (encabezada por apostols) se enfrenta a la facción opositora (Y, como ocurre en el resto del país, nadie sabe quién es el líder de ésta) empiezan a hablar de sus ideologías: ¿Por qué usas «Software Libre»?. Debo admitir que esa pregunta me llegó, y empecé a cavilar en torno a ella para sacar las siguientes conclusiones.

Como muchísima gente, yo empecé a usar «Linux» por simple curiosidad… probablemente porque leí algo relacionado con eso, porque tenía conocidos que lo usaban o -como en mi caso particular- porque ví una revista. Luego, toda vez que me adentraba en el uso del sistema, entendía las diferencias de fondo y de forma del mismo, lo que me hacía querer aprender más de él. Casi sin darme cuenta, estaba desarrollando lo que sería mi forma de ganarme el sustento futuro. Pero eso lo voy a comentar después…

Una de las cosas que me han hecho seguir usando GNU/Linux es la gruesa base de la comunidad. Siempre voy a tener alguien con quién conversar, alguien a quién preguntarle y alguien a quién responderle cualquier duda que se me presente o se le presente a otro. Y justamente es músculo de conocimiento colectivo es el que hace fuerte la comunidad. Algo que, desafortunadamente, no ocurre con Windows, por ejemplo. Siempre los foros y los canales de ayuda van a estar lleno de subjetivaciones, medias verdades y soluciones poco realistas. Y no es que en la comunidad GNU/Linux no tenga eso, mezclado gentilmente con dimes, diretes, diatribas y discusiones inútiles, pero creo que es más la cantidad de gente que te da respuestas reales en #debian de freenode que en #windows de EFnet.

Aparte de eso, existe un componente básico para Administradores de Sistemas: La seguridad. Nunca, jamás en la historia de la Humanidad, Windows va a superar a GNU/Linux en materia de seguridad del sistema. Y eso viene dado por la forma en que se han diseñado ambos. No pretendo ahondar mucho en el tema, pero puedo decirles que Windows está diseñado para que todo dependa de todo. En cambio, GNU/Linux está hecho pensando en que cada cosa es una parte de un todo que vale más que la suma de las primeras. Este enfoque holístico hace que cada cosa sea lo que es y no interfiera en otros procesos. Además de eso, puedo tener la certeza de que no tengo que reiniciar a menos que actualice el Kernel, que no tengo que formatear cada tres meses porque el sistema se embasuró, que no me debo preocupar por virus de messenger ni spyware… En fin… GNU/Linux es un sistema operativo y no una mamadera de gallo.

Por el hecho de que GNU/Linux, a nivel empresarial no es una plataforma demasiado extendia en nuestro país (Esto a pesar de los innumerables esfuerzos desarollados desde el gobierno, pasando por instituciones hasta particulares), hay un enorme campo de trabajo en el desarrollo de software, desarrollo web, redes, consultoría y cualquier otra derivación de lo que es el campo que nos ocupa. Gracias a los Dioses, nunca me ha faltado trabajo gracias a los conocimientos que poco a poco he adquirido. Lo que nos lleva a la diatriba de siempre: «Si Linux es gratis, ¿Por qué cobras por el trabajo?»… Para empezar, GNU/Linux no es gratis, sino LIBRE. Ese problema sintáctico derivado del hecho de que «Libre» y «Gratis» en inglés son la misma palabra ha sido un quebradero de cabeza desde que existe. Pero creo que podría explicarse con el ejemplo del Ingeniero que cobra 2000$ por ajustar un tornillo: Un dólar por ajustar el tornillo y 1999$ por saber qué tornillo ajustar. No cobro por el uso del software libre, sino por el uso que le doy y el producto que se logra del mismo. Y seguiré trabajando con esto hasta que no haya más fuente de ingreso por saturación, por falta de interés o por simple desaparición.

Sin embargo, no todo es rosas en este mundo, y existe cierto problema: La gente tiende a confundir el «Res publica non dominetur» (Lo público no tiene dueño) con el ideal de «Comunismo» o «Socialismo» de Marx, Engels y demás profetas del desastre. Y. básicamente por eso es que no es sorpresa que los fanáticos más acérrimos de GNU/Linux (E incluso sus mismos creadores) tengan tendencias izquierdistoides. Que RMS abrace el ideal Chavista y trabaje en Telesur es algo que no me sorprende… pero luego hablaré de Stallman. El hecho es que, haciéndome eco de Bill Gates, «Los Usuarios Linux son Comunistas modernos». Quizas el statement es producto de un quebradero de cabeza que representa para sus ya de por sí repletas arcas un sistema que le quita usuarios y, por ende, dinero. Pero, en muchos casos es eso: Ir contra el status quo, contra lo impuesto, contra la corriente, ser tan contracultural que compres en Saks Fifth Avenue una franela con la cara de Ché Guevara.

Dios… Richard M. Stallman… el _padre_ del GNU, el ídolo pop casi tan grande como el Ché Guevara o Mickey Mouse. El aporte que este señor a la Humanidad es incalculable. Pero -y esto es lo que hará que los die hard fans se rasguen los vestidos-, yo considero que se fue mucho más de los palos con su ideal. Creo que la percepción ha sido viciada con el pasar de los años. ¿Qué quiero decir con esto? Que muy tranquilamente pudo haber dejado las cosas así con el GNU, el GPL, con las cuatro libertades y el Código Abierto. Y eso hubiese sido un gran aporte a la raza humana y su desarollo. Pero, ¿Por qué aliarse como «Asesor ideológico» de Telesur? Esto, para el beneplácito de los Chavistas que comen en Mc. Donald’s y se visten con Nike, tienen celulares Motorola y iPods hechos por obreros casi esclavizados de países asiáticos… Pero ellos son «Bolivarianos y Socialistas». Es evidente que el amigo RMS tiene importantes ideales que van hacia el logro de un nuevo paradigma informático que mejore el acceso y el uso del mismo. Pero, desde mi óptica meramente socialdemócrata, considero que la tendencia política que demuestra dista mucho de ser la correcta. Y prefiero no ahondar mucho en el tema porque podría tranquilamente estar toda la noche escribiendo.

En fin, creo que mis razones para usar GNU/Linux son variadas, y probablemente no sean las mismas que tiene todo el mundo, lo que me hace un usuario atípico, pero muy particular. Y eso es lo bueno de esto: Que puedo ser como quiera ser porque el sistema (Y el modo de vida que conlleva) me permite ser yo mismo.

Publicada en SL

La Evolución de Patricio.

No siempre tengo que hacer posts rebuscados, serísimos y aburridos… De vez en cuando es bueno hablar boludeces.

Desde que le puse un sticker de Patrick Starfish, el amigo de Bob Esponja a un cel que tuve, mis teléfonos han tenido nombre. Y siempre se han llamado «Patricio». A medida que he cambiado de teléfonos, siempre se ha mantenido invariablemente el nombre, aunque con ligeras variaciones…

He aquí la evolución de Patricio…

El patricio Original se veía así:

Luego vino Patricio v2.0, aka «Patricio 64» (Porque tenía un sticker de AMD64):

Después de un período de dos años con Patricio v2.0, cambié a Patricio v3.0, que era más o menos así…

Y, después de pasar roncha un tiempo con un Motorola, cambié al amor de mis amores: Un Sony Ericsson:

Algunos dirán que cambié a mi mamá por una burra, pero recuerden que soy un chamito y como tal prefiero las prestaciones del SE K510i con su cámara de 1.4mp, reproductor de música, más capacidad de almacenamiento, conexión a Internet, entre otras cosas…